Araiz Floristán Arquitectos

foto prueba

70 viviendas Trinitat Vella Barcelona

Dado que la diversidad de orientaciones, la topografía y los gálibos máximos nos lleva a proponer una manzana muy fraccionada en alturas, ha sido interés de este proyecto cuidar el equilibrio interno en la disposición de los volúmenes.

 

En la fachada norte, por su disposición muy desfavorable respecto a la topografía, renunciamos a la construcción en planta baja, evitando las viviendas más desfavorables para la promoción, y dando lugar, simultáneamente, a una relación visual y urbana directa entre el interior ajardinado de la manzana  y el espacio público exterior, que redunda en una mayor calidad de ambos. Sin embargo, la fachada sur quiere dar respuesta al espacio más cívico de la ordenación, con el bloque más denso y elevado de la edificación.

 

Todas las viviendas disponen de doble orientación, y su pieza principal se abre a las alineaciones exteriores en todo el perímetro de la manzana, excepto en su fachada norte, donde lo hace al interior de la manzana. De esta manera, todas las viviendas disponen de soleamiento directo a lo largo del día.

 

Se distribuye por galerías servidas desde tres núcleos de comunicación vertical. Dichas galerías se distribuyen a lo largo de las fachadas interiores de la manzana, excepto en la cara norte, donde discurren por el exterior.

Promotor

Patronat Municipal de l'Habitatge BCN

Autor

Alfonso Alzugaray, Maite Apezteguía, Juan Puigdengoles, Iñigo Araiz, Pablo Floristán

Colaboradores

Infografías: Architeye

Uso

Residencial